Texto way



SinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.comSinDisplay.com


Seguidores

La historia "La razón de mi existencia" está siendo modificada. Estoy corriguiendo faltas ortográficas y argumento. Hay 19 capítulos corregidos. Disculpen las molestias :)

sábado, 4 de septiembre de 2010

Prólogo.


Prólogo.


Pov Bella:



Escuché el timbré y pensé que era alguno de los empleados, me dirigí a abrir a paso tranquilo, le di al botón para que se abriera la puerta y me coloqué detrás del mostrador.
—Hola espero que no sea demasiado tarde. —Escuché una masculina voz.
—Hola. —Saludé sin mirar, pues observaba unos documentos de última hora en el ordenador, a la secretaria se le había olvidado apagarlo y tampoco me había pasado los informes. Se suponía que era eficiente. Suspiré hastiada.
—En un segundo estoy contigo. —Hablé aún concentrada en los documentos del ordenador.
—De acuerdo. —Su voz era sumamente firme y melodiosa.


Mi mundo se detuvo en cuanto mis ojos abandonaron reticentes la pantalla del ordenador.
Mi corazón latió desenfrenadamente queriendo salir de mi pecho y correr huyendo de esa verde mirada.
—¿En qué puedo ayudarte? —Pregunté lo más profesional que pude.
Recuerda Bella, trabajo y vida personal separados, siempre separados.
Me tuve que remarcar varias veces esa frase para que a mi cerebro le quedara claro.


—Quiero una revisión completa para mi perro. —Sonrió ladinamente y yo me sentí desfallecer. Los latidos de mi corazón aumentaron más, la sangre bombeaba tan rápido por mis venas que parecían querer explotar. Me sentí sumamente ridícula por quedarme embobada mirándolo.
—¿Ehh? —Un ridículo sonido abandonó mis labios, mis neuronas habían abandonado mi cerebro llevándose con ellas mi capacidad de creación de frases con sentido. Mi conocido y amplio vocabulario se evaporó como la pólvora.


—¿Hola? —Una sonrisa acompañó a su pregunta. Sus blancos dientes brillaron entre sus labios y un suspiro abandonó los míos.
—Enseguida. —Pude pronunciar entrecortadamente.
Una mirada furtiva de mi parte recorrió su cuerpo, para mostrarme a un hombre increíblemente sexy y hermoso.

Su bien formado cuerpo me llamaba, sentía una fuerte atracción. La tentación de correr a su lado fue tan grande que tuve que hacer mi mayor esfuerzo en detenerme.
Su magnetismo me atraía como si de un imán se tratara. Recorrí toda su anatomía y dejé de respirar al encontrarme con su mirada. Se había dado cuenta de mis actos, se había dado cuenta de que lo estaba observando y repentinamente mis mejillas se tornearon a un rojo profundo.

Me sentí irremediablemente atrapada por él, como jamás me había sentido por nadie. Su mirada era intensa, su atracción inevitable y su sonrisa hipnotizante.
Y entonces lo supe, fui conocedora de que él sabía lo que estaba provocando en mí, él sabía claramente que ahora mismo me tenía en la palma de su mano.
Mis alarmas se dispararon, él era la clave fija para conseguir un corazón roto y yo no me podía dejar herir de nuevo. Una fuerte e impenetrable coraza se colocó encima de mí, de mi corazón.
No podía y lo sabía, tenía prohibido volver a sentir nada por ningún hombre.

—Sígueme. —Le dije firmemente mientras me dirigía hacia la sala del final del pasillo. Mis pasos se debilitaron a cada tramo que avanzábamos. Me sentía observada como un objeto de laboratorio, mi nerviosismo se hizo más evidente. Hice de todo esfuerzo para parecer segura.
“Prohibido Bella”. Me volví a recordar.

Podía, sabía que podía con esta situación, simplemente no tenía que dejarme llevar, mi actitud debía de ser fría con él para dejar las cosas claras.
“No sentimientos de por medio”. Ese era mi lema desde hace muchos años.
Avanzamos lentamente hasta perdernos en el amplio pasillo.
Desde ese momento mi vida puso en marcha el reloj, la cuenta atrás había empezado y no tenía retorno.

Intenté salir corriendo con las pocas fuerzas que me quedaban, pero un fuerte agarre me detuvo en seco, intenté zafarme pero apretaban demasiado mi brazo. Giré temerosa mi cabeza y su mirada de suficiencia apareció ante mí. Logré safarme y le proporcioné una fuerte cachetada. Cuando abrí los ojos, ya que los había cerrado por la furia, recibí un fuerte puñetazo en mi rostro que me hizo caer al suelo.
Restregué mi cara para apaciguar el dolor. Mi nariz y labio sangraban. Me sentía aturdida.


Desesperada por querer salir corriendo de ese lugar me levanté bruscamente, pero de nuevo fui tirada al frío piso. Desorientada observé la habitación.
A empujones me puso de pie y me arrinconó contra la fría pared, sin meditarlo ni una vez asestó fuertes cachetadas en mis mejillas.
Grandes lágrimas abandonaron mis ojos, las cálidas y saladas lágrimas recorrieron mi temeroso rostro. Supliqué clemencia.



Mi única medida de autoprotección fue colocar una máscara en mi rostro y fingir que todo eso no me afectaba para nada. Sus límites explotaron y lo llevaron a cometer lo peor que pudo hacer.
En un acto de furia y sin ser conocedora del motivo agarró mis brazos, jaloneó mi cuerpo y me tiró sobre la fría superficie.
De nuevo intenté escapar, grité pidiendo auxilio pero nadie acudió en mi ayuda.  Todo estaba desértico.



Se volvió a mí y con fuertes movimientos golpeó mi rostro y a tirones rompió mi ropa para sin dudarlo forzarme a hacer lo que yo nunca quise, lo que yo nunca quise volver a hacer.
Me obligó sin remordimientos a acostarme con él. Restregó su asqueroso y repugnante cuerpo contra el mío mientras lloraba y forcejeaba sin logro alguno…





 Hello People! :)Les dejo la introducción de mi nueva historia.Una idea loca que pasó por mi cabeza y que quiero que la disfruten tanto como yo escribiéndola  :)Háganme saber por comentarios lo que no les gusta, lo que está mal o alguna idea que quieran que añada aunque aún es pronto para eso. Kisses! :)
By: Crazy Cullen


PD: Todo esto solo es un prólogo, no se adelanten a los acontecimientos y tampoco se imaginen el nudo y desenlace de esta historia. Pero les adelanto desde ya que Edward es el chico bueno xD

4 comentarios:

  1. Me encanta el capítulo!!
    Parece que te has metido en mi vida, yo adoro los animales y mi sueño es ser veterinaria, al igual que la protagonista, tambien tengo alguna que otra enemiga jeje.
    Pues eso, espero que publique pronto el siguiente por fis ^^

    ResponderEliminar
  2. Hola Karen, soy Irene Comendador del blog Esperado anochecer, me halaga mucho que te gustara mi blog tanto como para hacerte seguidora, gracias querida, y por favor no dudes nunca de darme tu opinion sobre mis escritos, me encantara saberla.
    He leido este primer capitulo y me parece muy bueno, me dejaste con la intriga de que le pasara a Karen despues, y si, la envidia es muy mala como bien dice ella, estare pendiente de saber como continua esta historia
    Un saludo desde mi esperado anochecer

    Irene

    Cuando tengas un banner, si quieres te afilio

    ResponderEliminar
  3. hola karen,gracias al blog de irene he llegado a tu blogy he leido este primer capitulo y la verdad esq esta historia promete.chao

    ResponderEliminar
  4. relamente me gusto el capitulo
    que bueno que dediques un poco de tu tiempo a escribir ya estare leyendo los otros capitulos a ver que pasa

    ResponderEliminar

Dejame tu huellita (LL)